Cómo eliminar los puntos negros: ¿qué necesitas saber?

puntos_negros

Desaparece uno por fin, pero aparecen otros diez. El afán por acabar con ellos es prácticamente inútil y a veces recuerda más bien a una lucha desesperada contra unos molinos de viento. Los puntos negros aparecen de repente en la adolescencia, pero también te pueden salir durante el síndrome premenstrual o cuando te estresas demasiado. ¿A ti también te pasa? Te aconsejamos sobre cómo luchar contra los puntos negros y vencerlos con éxito.

¿Por qué aparecen los puntos negros en la piel?

Los puntos negros se forman cuando los poros producen una cantidad excesiva de sebo que, tarde o temprano, los obstruye. La mezcla de sebo y células cutáneas muertas que se acumula en los poros, en contacto con el aire, se oxida y ennegrece. Lo más frecuente es que los puntos negros aparezcan en la nariz, pero aparte de la temida “zona T” y de otras partes del rostro, también pueden salir en el cuello, el escote, los hombros y la espalda.

Cómo eliminar los puntos negros en casa

¿Estás dándole vueltas a cómo deshacerte de los puntos negros sin tener que acudir a un esteticista o dermatólogo? Si combinas unos productos de calidad para los puntos negros con la técnica adecuada, ¡conseguirás una piel suave y lisa sin un solo defecto!

  1. Sé delicada. Sin duda, no conseguirás eliminar los puntos negros resecando tu piel con geles y espumas con alcohol. Sin embargo, no te hará ningún mal utilizar la suave espuma limpiadora y exfoliante con ceramidas Holika Holika Good Cera, que regula la producción de sebo cutáneo.
  2. Tonifica la piel. Elige un tónico que contenga ácido salicílico o glicólico, como por ejemplo Revolution Skincare Glycolic Acid 5% de composición vegana. ¿Quieres más? Prueba a sustituirlo de una a tres veces a la semana por la esencia exfoliante Cosrx BHA Blackhead Power Liquid.
  3. Hidrata la piel. La piel con tendencia a los puntos negros suele estar deshidratada, por eso es necesario reponer sus reservas de agua con regularidad. Además de beber ocho vasos de agua al día, le aportarás hidratación con la crema para puntos negros Vichy Normaderm Phytosolution, que corrige la visibilidad de los comedones, regula la producción de sebo cutáneo y se puede utilizar también como prebase de maquillaje.
  4. Exfolia tu piel en su justa medida. Ya hace años que sabemos que los puntos negros no son signo de una higiene insuficiente. Por eso, no maltrates tu piel con exfoliantes agresivos, pues solo empeoran su estado. Prueba el exfoliante a base de azúcar L’Oréal Paris Smooth Sugars Scrub con semillas de kiwi o Saffee Cleansing Melting Jelly Scrub, que es una atractiva combinación de exfoliante y leche facial.
  5. No temas a las mascarillas. Una vez a la semana es el momento de aplicar una mascarilla para los puntos negros con arcilla o carbón activo. En nuestra opinión, la solución ideal es la mascarilla para puntos negros Garnier Pure Active, que puedes utilizar también como gel de limpieza y exfoliante. Además de carbón negro activo, también contiene extracto de arándanos y ácido salicílico.
  6. Protégete. Si utilizas productos que contengan ácidos AHA o BHA, es imprescindible utilizar una crema bronceadora con un factor de protección 50+, pues los ácidos disminuyen la protección natural de la piel frente a la nociva radiación UV, haciéndola más propensa a la aparición de manchas de pigmentación.

Cómo eliminar los puntos negros de forma natural

¿No te gustan los productos cosméticos sintéticos? Acaba con los puntos negros de manera natural.

  1. Primero, utiliza tu leche desmaquillante o aceite hidrófilo favorito para eliminar el maquillaje y la suciedad de la piel.
  2. Lávate el rostro con un jabón, un gel o una espuma natural de limpieza facial.
  3. Tonifica la piel con un agua floral BIO (de camomila, lavanda o de rosas) de la mejor calidad.
  4. Aplica una crema facial con aloe vera, árbol de té o tomillo. Puedes sustituir la crema por un aceite puro de rosa mosqueta.
  5. Una vez a la semana, utiliza una mascarilla con arcilla o con carbón activo.

Lo que no te ayudará a combatir los puntos negros

  1. Bandas limpiadoras. No solucionan en absoluto el motivo por el que aparecen los puntos negros y eliminan solo la parte superior de los comedones. Además, pueden resecar tu piel, puesto que le quitan el sebo natural y el vello fino que mantiene la humedad en la piel.
  2. Baños de vapor. La humedad y el calor que actúan sobre el rostro durante los baños de vapor solo sirven para extender los puntos negros a otras partes del rostro.
  3. Peróxido de hidrógeno. Quizá alguna vez has hablado con una amiga sobre el tema de cómo eliminar los puntos negros y ella te ha aconsejado utilizar peróxido de hidrógeno. Sin embargo, reseca mucho la piel, que entra literalmente en pánico y comienza a producir aún más sebo cutáneo que antes.
  4. Pomadas con peróxido de benzoílo. El peróxido de benzoílo es muy eficaz para combatir el acné, pero solo es adecuado en caso de que se trate de acné quístico inflamatorio, pues destruye su causa: las bacterias. Por eso no funciona con los puntos negros que no han sido provocados por las bacterias, sino por las hormonas o por una producción excesiva de sebo.

Los errores más frecuentes de los que se benefician tus puntos negros

  1. No desmaquillarte. ¿A veces te acuestas con una capa de maquillaje? Puedes estar segura de que los poros se te obstruirán durante la noche, incluso en el caso de que tu maquillaje tenga una composición no comedogénica. Cómo hacerlo bien: Antes de irte a dormir, elimina la suciedad y el maquillaje del rostro, continúa aplicando un gel o espuma limpiadores, utiliza un tónico, un sérum y, a continuación, una crema hidratante. Haz lo mismo también por la mañana.
  2. Lavar poco la ropa de cama. ¿Con qué frecuencia cambias las sábanas? Si todavía no has conseguido eliminar los puntos negros después de este cuidado tan minucioso, quizás tu cama sea la culpable. Cómo hacerlo bien: Cambia las sábanas una o dos veces a la semana.
  3. Cambiar de productos a menudo. Si tienes una piel con tendencia a los puntos negros, probar nuevos productos de forma caótica definitivamente no le vendrá nada bien. Cómo hacerlo bien: Antes de cualquier cambio de producto, espera al menos 12 semanas para ver por completo sus efectos. Solo entonces puedes cambiar de tratamiento.
  4. Olvidarte de la ducha. ¿Haces ejercicio como si no hubiera mañana, pero no te duchas hasta que no llegas a casa? Ten cuidado, el sudor se acumula en los poros cuando se seca y pueden aparecer puntos negros también en los hombros o en el cuello. Cómo hacerlo bien: Dúchate justo después de hacer ejercicio. Preferiblemente, antes de que el sudor se seque.
  5. Utilizar un cepillo de limpieza inadecuado. Los cepillos de limpieza facial son cada vez más populares, pero los más ásperos a menudo irritan la piel y más bien empeoran el estado de los puntos negros en vez mejorarlo. Cómo hacerlo bien: Te vendrá de maravilla un cepillo sónico que no irrite nada la piel.
  6. Estrujar los puntos negros en casa. Si eres una esteticista inexperta, te puedes provocar marcas al extraer los comedones, o incluso pequeñas heridas, mientras que los puntos negros permanecen inalterables. Cómo hacerlo bien: Mejor deja esta intervención en manos de un profesional.

¿Cuál es tu método infalible para eliminar los puntos negrosy qué trucos te han funcionado a ti para librarte de ellos? ¡Cuéntanos tus trucos favoritos!

Autora: Laura García