Contorno de rostro: aplicando iluminador, colorete y bronceador

Conture face

Contornear es crear un juego de luces y sombras. Si lo haces bien, con ayuda de unos cuantos trucos prácticos, puedes resaltar tus cualidades o disimular parcialmente aquello con lo que no estás del todo contenta. ¡Requiere un poco de práctica, pero con nuestros consejos, sin duda, lo lograrás fácilmente!

Para contornear el rostro necesitas tres productos básicos: polvos bronceadores, colorete e iluminador. Los puedes comprar por separado o adquirir una paleta de contorno. Normalmente contiene los tres productos en un solo envase, de forma que con ella conseguirás contornear todo el rostro fácilmente. Existen muchas para elegir, pero nuestra paleta favorita es Gosh Contour'n Strobe porque es adecuada para todos los tonos de piel. ¡Y además es supercompacta!

Recuerda que, para los tres productos, se aplica la regla de oro que dice: menos es más. Por eso, mejor quedarse corta que pasarse. Siempre puedes añadir más. Pero si aplicas una capa demasiado gruesa, será más difícil arreglarlo.

Polvos bronceadores

Polvos bronceadores

¿Para qué sirven los polvos bronceadores?

Los polvos bronceadores son totalmente necesarios para contornear el rostro. Estos polvos oscuros los aplicamos en las zonas que deseamos ocultar o que queremos que parezcan más pequeñas. Gracias a ellos tu piel tendrá un aspecto más sano y bronceado. Ten en cuenta también qué tono de piel tienes y adapta a él el color de los polvos bronceadores. Los polvos bronceadores deberían ser como mucho dos tonos más oscuros que tu color de piel.

¿Cómo se utilizan los polvos bronceadores?

Generalmente aplicamos los polvos bronceadores con una brocha debajo de los pómulos, desde las orejas hasta más o menos la mitad del rostro. También se pueden aplicar en los laterales de la nariz y a lo largo de la línea del cabello, lo que hace que la frente parezca más pequeña. Prueba, por ejemplo, la paleta de polvos bronceadores Give Me Some Sun de Makeup Obsession. ¡Tiene unos tonos bonitos y naturales entre los que cualquiera podrás elegir!

Brocha para polvos bronceadores

¿Qué brocha es la más adecuada? Las más utilizadas son las brochas planas y ligeramente oblicuas, con las que conseguirás unos contornos más marcados, o puedes optar también por una brocha en forma de tulipán, con la que el contorno quedará más fino, porque normalmente no es tan espesa. A nosotros nos ha funcionado muy bien la brocha para contorno de Real Techniques Original Collection Finish, que tiene el tamaño ideal y con la que, gracias a sus cerdas ligeramente oblicuas, resulta muy fácil perfilar los contornos, porque define perfectamente los pómulos. Con ella podrás difuminar todo bien, evitando así los cambios bruscos.

Colorete

Colorete

Para qué sirve el colorete

¡El colorete te garantiza un aspecto fresco y sano! En el mercado hay una gran cantidad de ellos: desde los que son totalmente mates, a los que contienen algunos destellos o son completamente brillantes. Solo depende de ti cuál te gusta más. Al elegir el color, ten en cuenta tu tono de piel. A las pieles de porcelana les sienta bien un colorete claro con tonalidades rosadas o melocotón. En cambio, a las pieles oscuras, les van mejor los coloretes de color rojo o frambuesa.

Para las pieles más pálidas, nos hemos enamorado totalmente de Lancôme Blush Subtil, que tiene un tono pastel precioso. Si tienes un tipo de piel más cálido, prueba por ejemplo el colorete MAC Powder Blush en el tono Coppertone. Para que el colorete quede lo más natural posible, escoge un tono similar al de tus labios.

¿Cómo se aplica el colorete?

La zona ideal en la que tendrías que aplicar el colorete son los pómulos. La norma básica es que, cuanto más ancho tengamos el rostro, más verticalmente tendremos que aplicar el colorete, y viceversa.

Brocha para colorete

Una de las formas de brocha más utilizadas para aplicar el colorete es la oblicua. Esta forma es popular sobre todo porque se amolda muy bien a los pómulos, lo que hace que la aplicación sea rápida y sencilla. Prueba, por ejemplo, la de Makeup Revolution, que es multifuncional y te servirá tanto para aplicar el colorete como los polvos bronceadores. Además, gracias a su forma, los mangos de las brochas de esta marca se adaptan perfectamente a la mano.

Iluminador

Iluminador

Para qué sirve el iluminador

Para contornear el rostro es totalmente necesario el iluminador. Lo utilizamos en las partes del rostro que queremos resaltar, y además, te proporciona el brillo sano que anhelas. Gracias a su creciente popularidad, se ha ampliado también su oferta, así que puedes elegir entre iluminadores en polvo, líquidos, en crema o incluso en barra. Nosotros hemos escogido, para una aplicación sencilla, el iluminador Yves Saint Laurent Touche Éclat Shimmer Stick, que puedes aplicar directamente sobre las zonas deseadas y extenderlo con facilidad.

¿Cómo se utiliza el iluminador?

Generalmente aplicamos el iluminador por encima de los pómulos. Si utilizas también colorete, va siempre sobre él. Después, podemos aplicar un poco en el centro de los labios, lo que hace que parezcan más grandes, en la línea inferior de las cejas y en el extremo interior de los ojos, para conseguir una mirada descansada.

Brocha para iluminador

¿Cómo se aplica el iluminador? Si es en crema o líquido, con los dedos es suficiente. Aplica unas pequeñas gotas y extiéndelo hasta que desaparezca. Para aplicar un iluminador en polvo, es excelente una brocha pequeña, que acabe ligeramente en punta, porque así puedes conseguir llegar fácilmente a los pliegues, como por ejemplo los extremos de los ojos. La brocha para iluminador Sigma Beauty F03 cumple todos estos requisitos, ¡y además es increíblemente suave!

Entonces, ¿qué opináis? No es tan complicado, ¿verdad? ¡No dejéis de contarnos cómo os han salido los contornos!

 

Autora: Susana