El mejor aceite facial: ¿Cómo elegirlo y utilizarlo?

aceites faciales

¡Los aceites faciales se pueden considerar una gran ayuda universal! Si todavía no tienes ninguno en casa, deberías solucionarlo rápidamente. Ni siquiera hay que preocuparse en caso de tener una piel más grasa o sensible. ¿Para qué sirve un aceite facial y cómo elegir el adecuado?

¿Qué efectos tienen los aceites faciales sobre la piel?

Los aceites contienen grandes cantidades de vitaminas, minerales y otras sustancias activas, así que se convertirán en unos buenos compañeros de por vida. Cuando encuentres el adecuado para tu piel, te enamorarás al instante y ya no podrás vivir sin él. Estos son los principales motivos por los que los aceites son ideales para el rostro:

  1. Desmaquillan a la perfección.
  2. Mantienen la piel hidratada.
  3. Le proporcionan a la piel sustancias naturales.
  4. Aumentan la capacidad de regeneración de la piel.
  5. Ralentizan el envejecimiento de la piel.

¿Cómo elegir el aceite facial adecuado?

Para poder sacarle el máximo partido a un aceite, debes tener claro para qué lo quieres y cuál es tu tipo de piel. Los aceites se dividen en los llamados niveles comedogénicos del 0 al 5. La cifra más alta significa que causa un mayor riesgo de obstruir los poros y provocar acné. Si tienes una piel problemática, deberías buscar un aceite que no obstruya los poros. Entre los aceites no comedogénicos se encuentran, por ejemplo, los aceites de argán, cannabis o jojoba, que son ideales para cualquier tipo de piel. Entre los aceites comedogénicos se encuentran, por ejemplo, los aceites faciales de lino o coco.

 Elige el mejor aceite natural según tu tipo de piel:

  • Piel grasa: aceite de uva, jojoba, rosa mosqueta, cannabis…
  • Piel seca: aceite de albaricoque, argán, rosas, ricino…
  • Piel sensible: aceite de lavanda, argán, rosas…
  • Piel mixta: aceite de uva, jojoba, onagra…
  • Piel problemática: aceite de lavanda, ricino, argán…

Sin embargo, no tienes por qué utilizar un aceite natural puro. A menudo, los aceites se mezclan con los cosméticos para multiplicar así sus efectos y enriquecerse con otras sustancias beneficiosas.

¿Cómo aplicar los aceites faciales?

Un aceite facial no es una crema. Por tanto, ten en cuenta que los aceites no actúan sobre la piel de la misma forma que las cremas o los sérums normales. Los aceites por sí solos no consiguen hidratar la piel porque no contienen agua. Es por eso que debes aplicar un aceite sobre la piel húmeda o combinarlo con otros productos hidratantes. Los aceites por sí mismos no proporcionan hidratación, sino que consiguen retenerla en la piel.

Con unas gotas de aceite es suficiente. Aplícalo uniformemente por la frente, las mejillas y la barbilla, extendiéndolo desde el centro hacia los laterales del rostro. También puedes aplicarlo con suaves golpecitos para darle a tu piel un ligero masaje.

CONSEJO: Si aplicas un aceite facial por la mañana, espera al menos 10 minutos para empezar a maquillarte. Después de aplicar un aceite graso, el maquillaje puede no adherirse bien y causar manchas antiestéticas. Por eso, dale al aceite el tiempo suficiente para que se absorba.

Aceite para pieles problemáticas

¿A veces tu piel te da problemas? Entonces deberías utilizar un aceite no comedogénico y probar, por ejemplo, Renovality Original Series con argán, ¡que además es un aceite ideal para la piel seca! Si tienes la piel más bien grasa que seca, elige un aceite facial de jojoba o cannabis.

Aceite antiarrugas

A la hora de combatir a estas «enemigas», obviamente no queremos descuidar nada. El uso habitual de aceites consigue reducir las arrugas finas, pero, sobre todo, es una prevención estupenda. Lancôme Absolue Precious Oil es el mejor aceite para las pieles que quieren conservar su apariencia juvenil el mayor tiempo posible, pero que al mismo tiempo está resecas. Además, contiene aceite esencial de rosas, ¡que le viene de maravilla a la piel seca!

Elemis Pro-Collagen Marine Oil también elimina las arrugas de forma eficaz gracias a los extractos de algas marinas. Además, hidrata a la perfección y consigue retener la humedad en la piel durante mucho tiempo. Sin embargo, por otro lado, tiende a obstruir los poros, así que no es un aceite adecuado para las pieles grasas con tendencia al acné.

Si todavía no tienes arrugas, pero ya estás buscando la manera de retrasar su aparición, prueba el aceite facial seco Biotherm Skin Best Liquid Glow. Para unos efectos extra, utilízalo de vez en cuando como una mascarilla. Basta con aplicar una capa más gruesa de aceite y retirarla después de 10 minutos.

Aceite para las manchas de pigmentación

¿Quieres sentirte realmente bella al despertar? Aplica el aceite de noche Emma Hardie Brilliance antes de irte a dormir y deja que se encargue de las manchas mientras tú recuperas fuerzas para empezar un nuevo día. Entre sus componentes encontrarás esencia de lavanda, que se utiliza como aceite para el acné y, además, es beneficiosa para conseguir un descanso de calidad.  

Aceite para reafirmar la piel

El nombre del aceite Weleda Pomegranate debería decirlo todo. Los extractos de semillas de granada ayudan sobre todo a mejorar la regeneración de la piel, pero en el frasco también encontrarás, por ejemplo, aceite facial de aguacate, argán o albaricoque. ¡Esta estupenda combinación mantendrá tu piel firme y bonita!

UN ÚLTIMO CONSEJO PARA TERMINAR: ¿Estás buscando un compañero de viaje universal? Entonces, ¡ya lo has encontrado! En el aceite seco Nuxe Huile Prodigieuse para el rostro, el cabello y el cuerpo encontrarás todo lo que necesitas en un solo frasco y con un aroma fantástico.

¿Has decidido ya qué aceite facial probarás primero?

Autora: Laura García