Olvídate para siempre del cabello encrespado

cabello encrespado

Cabello alborotado, sin forma, difícil de peinar... Si te suena todo esto es porque sabes por experiencia qué es el cabello encrespado. Una posibilidad es hacerse unas trenzas como las de Monica Geller en el episodio de Friends en Barbados. Pero, sinceramente, creemos que es mejor prevenir el encrespamiento o, al menos, intentar reducirlo con la ayuda de los productos adecuados y un par de normas sencillas. Pero vayamos por partes: ¿por qué se encrespa el cabello y cómo podemos evitarlo?

¿Por qué se produce el encrespamiento?

Lo causa la humedad. La capa externa del cabello es porosa, por lo que absorbe con facilidad la humedad del aire. Esto no tiene por qué ser un problema... hasta que se acumula demasiada agua en el cabello y este empieza a hincharse y a volverse más áspero. Así surge el encrespamiento.

El encrespamiento puede producirse, por ejemplo, tras lavarnos el cabello, cuando llueve o en climas húmedos. Suele afectar con mucha mayor frecuencia al cabello rizado que, al ser más poroso por su propia naturaleza, absorbe la humedad más fácilmente que el liso y en mayor cantidad. También hay que prestar atención al cabello encrespado seco. El encrespamiento en este caso puede darse también precisamente por la falta de humedad. ¿Cuál es la mejor manera de lidiar con el cabello encrespado?

Un lavado adecuado del cabello contra el encrespamiento

Para evitar el encrespamiento del cabello, muchas veces ocasiones hay que comenzar por su lavado. Es precisamente al lavarlo cuando mejor podemos hidratar, alisar y intentar no irritar nuestro cabello. Hay una palabra que deberías tener siempre muy presente: HIDRATACIÓN. El cabello hidratado presenta una tendencia mucho menor a absorber la humedad del aire y, por tanto, a encresparse.

¡En tu ducha no puede faltar nunca un champú hidratante de calidad! Sin duda, merece la pena probar el champú antiencrespamiento Moroccanoil Smooth, que hidrata el cabello a la perfección y, gracias a su contenido en aceites de primerísima calidad, lo alisa de maravilla.

Parece lógico que el siguiente paso sea un buen acondicionador, especialmente si lo que buscas es un modo de alisar tu cabello. No te quepa la menor duda de que podrás domar esa melena rebelde con el acondicionador antiencrespamiento Schwarzkopf Professional BC Bonacure Keratin Smooth Perfect, que repara la estructura del cabello y facilita el desenredado. El propio nombre del acondicionador Goldwell Dualsenses Just Smooth deja claro que también con este producto lavar y cepillar el cabello será mucho más sencillo. ¡Además, le aportará a tu melena brillo y suavidad rápidamente!

Tampoco es mala idea usar una mascarilla capilar una o dos veces a la semana. Gracias a su contenido en aceite de argán, L’Oréal Professionnel Mythic Oil es una mascarilla ideal para el cabello encrespado, pues nutre y alisa tu melena a la perfección. Por su parte, la mascarilla Moroccanoil Smooth le devuelve a tu melena la densidad, la vitalidad y el brillo perdidos. Además, puedes combinarla con un champú de la misma gama para reforzar sus efectos.

Pero cuidado: elegir un producto de primera calidad no es suficiente. También hay que conocer las técnicas de lavado y secado más adecuadas para el cabello.

cabello encrespado

¿Cómo lavar y secar el cabello encrespado?

  • Durante el lavado, trata con mucho cuidado el cabello, sin frotarlo ni irritarlo.
  • Aplica el champú y masajea el cuero cabelludo con movimientos circulares.
  • Enjuágalo con agua tibia o fría.
  • Una vez lavado, sécate el cabello suavemente con una toalla, sin retorcerlo ni frotarlo.
  • Coloca la toalla sobre el cabello mojado y deja que absorba el exceso de agua.
  • Después, no te lo envuelvas haciendo un turbante; déjalo respirar.
  • Si sueles cepillarte el cabello justo después del lavado, hazlo con mucha delicadeza, desde las puntas hacia las raíces, nunca al revés.

Cuidado con el calor

No cabe duda de que lo mejor para el cabello es dejar que se seque solo. ¿Pero quién tiene tiempo para eso? Si no te queda más remedio que recurrir a un secador de pelo, usa aire más bien frío y un producto de protección térmica.

Lo ideal es emplear un producto antiencrespamiento que, a la vez, proteja el cabello del calor. La crema para el cabello encrespado L’Oréal Professionnel Serie Expert Liss Unlimited es la elección ideal, pues alisa las fibras capilares, repara el cabello y, por si fuera poco, lo protege del exceso de humedad.

A cualquier tipo de cabello le sienta de maravilla el bálsamo Goldwell StyleSign Just Smooth, que le asegura a tu melena una protección eficaz y ayuda a dar forma al peinado.

Si no te convencen las cremas y bálsamos, prueba el spray antiencrespamiento con protección térmica Bumble and Bumble Hairdresser's Invisible Oil Heat/UV Protective Primer. No solo protege, sino que también alisa tu cabello y le proporciona una estructura más adecuada.

¿Cómo peinar el cabello encrespado?

Aunque ya uses todos los productos necesarios y te laves y seques el cabello de manera adecuada, no te librarás del encrespamiento de forma inmediata. ¿Cómo lograr un peinado perfecto si tu cabello no colabora todo lo necesario? Aquí tienes un par de trucos que seguro que te ayudarán.

  • Para lograr un alisado aún mayor, usa después del lavado un tratamiento sin aclarado en forma de crema alisadora como, por ejemplo, la crema alisadora nutritiva Shu Uemura Essence Absolue.
  • Arréglate el pelo solo después de que esté completamente seco y frío (si usas secador). Así, el peinado durará mucho más.
  • Peinarse es más sencillo si usas un cepillo con cerdas de primera calidad. Cepíllalo siempre mechón a mechón y desde las puntas hacia la raíz. No te quepa duda de que encontrarás un gran aliado en el BrushArt Hair.
  • Para lograr una fijación perfecta y mejorar la resistencia a la humedad, usa lacas fijadoras con tecnología anti-frizz que ayudan a cerrar mejor la superficie del cabello.

¿Has visto? Alisar el pelo encrespado no tiene por qué ser una misión imposible. Con un poco de paciencia tu melena recuperará toda la suavidad y el brillo perdidos.

Autora: Laura García