¿Tienes alergia al sol? ¡Te enseñamos los mejores productos!

Alergia sol

Probablemente, relacionas los días soleados con un buen estado de ánimo, disfrutar en un parque, hacer una barbacoa o practicar deportes de exterior, pero solo en el caso de que no padezcas hipersensibilidad o alergia al sol. Esta alergia se manifiesta por medio de erupciones, urticaria o dolorosas ampollas en la piel que consiguen amargarte los meses de verano. ¿Cómo evitar las erupciones causadas por el sol incluso en los días más calurosos?

Desafortunadamente, te vamos a decepcionar un poco ya desde el principio. Para la alergia al sol no existe un tratamiento médico y nunca desaparecerá de tu vida por completo. Sin embargo, no todo está perdido, ¡con unas medidas de prevención lograrás reducirla eficazmente!

¿Qué puede causar una reacción alérgica al sol?

Nadie sabe por qué algunas personas tienen alergia al sol y otras no. Además de los rayos UVA y UVB, que penetran en la piel y la obligan a protegerse de ellos mediante una respuesta inmunitaria, existen otras causas:

  • Herencia genética: Si alguien de tu familia sufre eczemas solares, también llamados dermatitis fotoalérgica, entonces hay muchas probabilidades de que tú también la tengas.
  • Alimentación: Entre los alimentos que pueden predisponerte a padecer una mayor alergia al sol se encuentran el apio, los higos, las limas, la chirivía y la hierba de San Juan.
  • Cosméticos: Presta atención a la composición de los productos cosméticos que utilizas, pues algunos componentes químicos, en combinación con la radiación solar, pueden originar reacciones alérgicas muy desagradables. Entre ellos se encuentran los ácidos AHA y BHA, el peróxido de benzoílo, algunos aceites esenciales y el retinol.
  • Medicamentos: Algunos fármacos aumentan la sensibilidad a la luz solar. Entre los culpables de causar urticaria solar con mayor frecuencia se encuentran los anticonceptivos hormonales y los antibióticos de tetraciclina. Por eso, lo mejor que puedes hacer es leer con atención el prospecto de todos los medicamentos que utilices.

¿Cuáles son los tipos más comunes de erupciones solares?

Entre las erupciones más comunes causadas por la alergia al sol se encuentran las erupciones polimorfas lumínicas, que aparecen principalmente en primavera, cuando la piel se expone a una radiación solar más fuerte tras los meses de invierno. Un tipo más raro es la dermatitis fotoalérgica hereditaria, que es una erupción solar causada por la combinación de la radiación UV con cosméticos, alimentos o medicamentos. El tercer tipo más frecuente es el acné de Mallorca, que parece un tipo de acné inflamatorio a primera vista.

¿Cómo es la alergia al sol?

La mayoría de los dermatólogos logran reconocer la alergia al sol con un simple vistazo. Sin embargo, algunas veces es necesario realizar un análisis de sangre o un fototest para averiguar el tipo concreto de alergia al sol que padeces. Si experimentas alguno de estos síntomas o una combinación de ellos después de exponerte al sol, acude a un especialista:

  • piel enrojecida o con picor
  • sensación de ardor, agrietamiento o descamación de la piel
  • ampollas supurantes, granos o urticaria

¿Qué ayuda contra la alergia solar?

Prevención, prevención y más prevención.

  • Si es posible, no te expongas al sol de 10:00 a 16:00, o sea, cuando los rayos solares son más fuertes.
  • Intenta permanecer en la sombra o protegerte con una sombrilla.
  • Ponte una camiseta de manga larga y pantalones largos.
  • Aplica una crema protectora para alérgicos cada 2 horas en las zonas descubiertas.
  • Aumenta la ingesta de vitamina D, que encontrarás en alimentos como el aguacate, las setas, el hígado, el mango, el pescado y los huevos.
  • No te olvides del betacaroteno, que refuerza las defensas de la piel. Los boniatos, las zanahorias, la calabaza cacahuete y las espinacas son alimentos ricos en betacaroteno.
  • Para que la piel no se reseque, es muy importante que esté lo suficientemente hidratada. Mantén una ingesta regular de líquidos y refuerza la protección de la piel con una crema hidratante para la alergia al sol.

¿Qué usar para las erupciones solares en verano?

En verano, es absolutamente imprescindible utilizar una crema con un factor de protección alto. Por eso, elige una que reduzca el picor y la tensión de la piel al mismo tiempo.

Leche bronceadora para pieles sensibles

La leche bronceadora Lancaster Sun Sensitive Soothing Milk calma de forma eficaz la piel irritada o con rojeces gracias a la tecnología Full Light, que protege del 100 % de la radiación solar y, de este modo, evita la aparición de arrugas y manchas de pigmentación.

Cremas bronceadoras para personas alérgicas

Encontrar la crema bronceadora perfecta para la alergia al sol no debería ser necesariamente una pesadilla. Tenemos para ti dos que seguramente te encanten. ¿Prefieres una crema bronceadora clásica para la alergia al sol? Entonces prueba el gel-crema Eucerin Sun Allergy Protect. Si prefieres utilizar un spray, opta por Lavidal Allergic.

Nuestro consejo: La alergia al sol también puede ser realmente desagradable para los niños. El suave gel-crema resistente al agua Ladival Kids está especialmente diseñado para ellos.

Tratamiento calmante después del bronceado

El cuidado de una piel alérgica no termina con una aplicación regular de una crema bronceadora durante el tiempo que estés al aire libre. Tan pronto como llegues a casa, disfruta de una intensa hidratación gracias a la bruma calmante Bioderma Photoderm After Sun SOS.

Prebase de maquillaje de verano

¿Temes que los síntomas de la alergia al sol sean visibles en tu rostro? El tratamiento calmante Bioderma Cicabio con miel y zinc favorece la regeneración de la piel y, sin duda, logrará que la alergia no te fastidie. Además, gracias su SPF 50+, es ideal como prebase de maquillaje en verano.

¿Tú también padeces alergia? ¡Esperamos que, gracias a nuestros consejos, puedas frenarla y disfrutar de un maravilloso verano repleto de diversión bajo un cielo sin nubes!

Autora: Laura García