Tipos de piel: cómo es tu piel y qué necesita

Type_of_skin_and_problems

Todos los tipos de piel tienen pros y contras. La piel seca tiene problemas de descamación, pero no sufre de los brillos que genera la grasa. Con la piel mixta hay que estar constantemente ocupándose de la zona T, etc. ¿Te molesta tu tipo de piel? No debe. ¡Simplemente acéptala como es, conoce sus puntos débiles y aprende a cuidarla de forma que te sientas cada día más bella!

El tipo de piel está determinado por la genética y no cambia. Lo que sí cambia muchas veces a lo largo de la vida es el estado actual de tu piel. Dependiendo de la configuración hormonal, la salud, el estilo de vida y la salud mental, incluso la piel normal se puede volver temporalmente problemática.

Sin embargo, distinguimos básicamente cuatro tipos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. Y luego tenemos también pieles problemáticas, sensibles y maduras, que están relacionadas con el estado anterior de la piel.

Piel normal

Cómo reconocer el tipo de piel normal: la piel es fina, tersa, hidratada, nutrida, radiante. Y es necesario cuidarla para que esa belleza dure lo máximo posible.

Cómo cuidar la piel normal

Por el día proporciónale hidratación (por ejemplo, Revolution Skincare Hydration Boost, con textura de gel y ácido hialurónico), por la noche escoge un tratamiento nutritivo con vitaminas. Para limpiar la piel normal van bien las leches desmaquillantes y los geles faciales limpiadores (Garnier Bio Lemongrass que estimula de forma agradable con el extracto de hierba limón y agua orgánica de aciano). Y si además utilizas un buen sérum (con ácido hialurónico o colágeno) y una vez a la semana le aplicas una mascarilla facial limpiadora o desintoxicante será genial.

Type_of_skin_and_problems_normal

Piel seca

Cómo reconocer la piel seca: la piel seca tiende a ponerse roja, descamarse, formar arrugas prematuras y tener un tono grisáceo. Y también suele ser sensible. Esto se debe a un desequilibrio en la barrera cutánea, que no es capaz de proteger la piel de las influencias externas (pero también le afecta el estrés).

Cuidado para la piel seca

En las cremas intenta que haya ingredientes tales como la manteca de karité, la glicerina o el ácido hialurónico, porque hidratan y nutren la piel al tiempo que la tratan. La crema para pieles secas Bioderma Atoderm Nutritive te proporciona un cuidado de primera categoría tanto por la mañana como por la noche, y es adecuada incluso para las pieles atópicas. Y también resultan fantásticos los cosméticos prebióticos y probióticos.

A la hora de desmaquillarte olvídate de las aguas micelares y de los tónicos faciales con alcohol, le van de maravilla los aceites o aceites hidrófilos. Aplica con cuidado los exfoliantes, pero utiliza sistemáticamente las mascarillas faciales nutritivas, antiestrés y calmantes. ¡Resultan geniales, por ejemplo, las mascarillas Vichy Mineral Masks que contienen aloe vera!

Type_of_skin_and_problems_dry

Piel grasa

Cómo reconocer la piel grasa: parece que siempre estás «sudada», llena de brillos e incluso por momentos tu piel grasa se vuelve problemática y aparecen granitos. Entre los problemas que padeces están también los poros dilatados y los puntos negros. ¿Qué hacemos?

Cómo cuidar la piel grasa

Una limpieza profunda es la base. Precisamente para la piel grasa van fantásticas las aguas micelares, que secan. O un gel matificante o limpiador en profundidad como, por ejemplo, Eucerin DermoPure sin perfume.

Las mejores cremas para las pieles grasas son las no comedogénicas y las mascarillas faciales te sentarán genial si contienen pepino, árbol de té o carbón negro. Estos ingredientes son precisamente los que limpian en profundidad, cierran los poros y matifican la superficie de la piel. Con esto también te puede ayudar otro invento divino: ¿conoces los papeles matificantes para piel grasa Shiseido Generic Skincare Oil Control Blotting Paper? ¡Eliminan el exceso de grasa de forma inmediata y duradera!

Type_of_skin_and_problems_oily

Piel mixta

Cómo se comporta la piel mixta: la piel mixta es un hueso duro de roer, en la llamada zona T es más bien grasa, en el resto del rostro es entre seca y sensible. Pero un buen tratamiento para la piel mixta es capaz de equilibrarla.

El mejor cuidado para la piel mixta

A la hora de desmaquillarte decántate mejor por los productos a base de agua, los aceites supondrían una gran carga para la zona T y los productos con alcohol resecarían el rostro. Utiliza mejor aguas desmaquillantes, escoge un buen tónico, y en caso de un gel, por ejemplo Nuxe Aquabella, que también tiene efecto microexfoliante.

Después de limpiar la piel hidrátala ligeramente. Será perfecta la crema para piel mixta Biotherm Aquatherm, con una textura ligeramente de gel y con plancton termal puro.

Type_of_skin_and_problems_mixed

Piel sensible

Cómo reconocer la piel sensible: suele estar irritada, seca, enrojecida y puede escocer o picar como respuesta a la aplicación de productos cosméticos y a influencias externas, tales como cambios de temperatura. Todo ello se debe a la debilitación de la película protectora de la piel y al bajo contenido de grasa en la piel.

Cómo cuidar la piel sensible

Con suavidad y con la ayuda de productos no irritantes para pieles sensibles. Limpia y desmaquilla la piel con un gel suave o con agua micelar, aplicando después un tónico. La elección perfecta para una limpieza suave son los productos de Bioderma de la gama de rosa Sensibio. Evita usar exfoliantes clásicos, ya que podrían irritar aún más tu piel. Prueba por ejemplo el exfoliante super suave para pieles sensibles Nuxe Cleansers and Make-up Removers. No te olvides de tu dosis de hidratación, que es fundamental para la piel sensible. Un compañero ideal será la crema con agua termal Biotherm Aquasource Everplump.

Type_of_skin_and_problems_sensitive

Piel madura

Aunque no es un tipo de piel básico y que con el tiempo todas las pieles se vuelven maduras, tenemos que recordar que el cuidado de la piel madura incluye principalmente productos que pueden ayudar a la formación de colágeno y elastina para que se mantenga tersa por más tiempo de forma natural. El alfa y el omega del cuidado son la hidratación, la nutrición y los agentes antiedad, que luchan, al mismo tiempo, contra los radicales libres y las arrugas ya visibles.

Los productos desmaquillantes debes elegirlos en función del tipo de piel básico. Entre las cremas será perfecta Lancôme Rénergie Multi-Glow, crema rejuvenecedora con extractos de semillas de lino (que restauran la estructura de la piel), shirzandas (que iluminan) y pigmentos de color (que unifican el tono de la piel). Y, por supuesto, están los sérum antienvejecimiento, como por ejemplo, Institut Esthederm Lift & Repair  que resultan fantásticos para proteger y restaurar las células de la piel.

Type_of_skin_and_problems_mature

Un tratamiento exfoliante regular una vez a la semana junto con una mascarilla facial antiedad hará que todo sea perfecto…

Autora: Ana P