Saltar al contenido principal

¿Cómo cuidar de tu cabello después del verano?

16 de septiembre de 2022Notino
El mar, los refrescantes baños en la piscina o el río… Rutas por la montaña, excursiones en bici… ¡Desconectar! Pero todo de lo que has disfrutado también ha destruido un poco tu cabello. Así que ahora estás en deuda y es el momento de compensarle con una buena dosis de cuidado. ¿Cómo nutrir y reparar el cabello después del verano?

El verano perjudica seriamente tu cabello

El sol, el mar, el cloro de las piscinas… todo esto daña y reseca el cabello en verano. ¿Gorras, sombreros, cascos de bici? Los daños mecánicos del cabello están asegurados. Sudas más, te duchas más y te lavas el cabello con mayor frecuencia. Pero un lavado poco cuidadoso altera el microbioma natural del cuero cabelludo. Y, por último, ¿quién se preocupa de cuidar la alimentación en verano? Helados, cócteles, hoteles con todo incluido… Nada de eso tiene las vitaminas y los minerales que te ayudarían a nutrir el cabello.

¿Cortarte el pelo o luchar por conseguir un cabello bonito?

¿Está grisáceo, sin brillo, encrespado, debilitado o con las puntas abiertas? No es de extrañar que tengas ganas de rendirte y pedir cita directamente en la peluquería. Y, sí, a veces es lo más inteligente que se puede hacer. «A veces, el cabello está tan estropeado después del verano que carece de la llamada cutícula, la capa escamosa superior, que, con el cuidado adecuado, se alisa y hace que el cabello brille. Pero, ¿qué hacer cuando falta? ¡Entonces no hay nada que alisar y la única solución es sacar las tijeras!» dice Ivana Pokorná de la clínica de medicina estética Formocitas.
 

¡Quien no quiera cortarse el pelo necesita nutrirlo y cuidarlo!

¿No estás por la labor de ir a la peluquería y quieres salvar lo que se pueda? Entonces vamos a empezar por diferenciar el cuidado de la fibra capilar del cuidado del cuero cabelludo. Porque son dos cosas totalmente distintas. 

  • El cuero cabelludo necesita nutrición desde el interior
    «El cuero cabelludo es como el manto sobre el que crece el cabello. Y si lo quieres tener bonito, necesitas nutrirlo» afirma Ivana Pokorná. Por eso, lo mejor que puedes hacer es llenar la cesta de la compra con verduras, frutas, productos lácteos fermentados, frutos secos, cereales. En resumen: una alimentación equilibrada. Porque es un factor decisivo. Si no le proporcionas al cuerpo los minerales que necesita, este intentará sacarlos del cuero cabelludo, pues es una fuente rica en ellos.

«El cuerpo podría sacarlos de los huesos y los tendones, pero eso supondría una amenaza para la vida. Mientras que, si se te cae el pelo por falta de nutrientes, tu vida no corre peligro. Pero, precisamente por eso, si se te cae el cabello cuando en general gozas de buena salud, es una señal de que debes cuidar tu dieta, y no solo después del verano», advierte la experta. 

También te pueden ayudar los suplementos alimenticios para el cabello. «Son esenciales el magnesio, el calcio, el selenio, el zinc, el silicio, la biotina y las vitaminas A, B, C, D y E. También olvidamos que algunas vitaminas son liposolubles (la A, D, E y K) y es necesario favorecer su absorción con ácidos grasos omega-3. Junto con los ácidos grasos omega-3, no hay que olvidarse de los llamados polifenoles que te ofrece el aceite de oliva con los ácidos grasos omega 9 necesarios. Basta con tomar una cucharada a diario. Los polifenoles también se encuentran en gran cantidad en las nueces, las bayas o la piel de las frutas», aconseja Ivana Pokorná, teniendo en cuenta que, incluso con una alimentación y un cuidado impecables, es necesario esperar unos dos meses para notar la mejoría.

El cuero cabelludo también se merece un cuidado externo 
¡Puedes cuidar del cuero cabelludo por fuera con un buen champú! Solo hay que usarlo de un modo adecuado. «No apliques nunca el champú a lo largo del cabello, sobre todo si tienes la melena larga y estropeada por el sol o incluso por la coloración. La labor del champú es limpiar los restos acumulados de grasa, sudor, sal y suciedad del cuero cabelludo y las raíces. Pero si lo extiendes también a lo largo del cabello dañado y reseco, solo lo estropeas más, porque el champú elimina la grasa», aclara Ivana Pokorná. 
 

¿CÓMO LAVARSE CORRECTAMENTE EL CABELLO?

  • moja todo el cabello
  • extiende una pequeña cantidad de champú en las raíces del cabello y el cuero cabelludo y, después, masajea de un modo suave pero intenso con las yemas de los dedos (cuidado con las uñas) 
  • cuando el champú no hace espuma: puede que hayas aplicado una cantidad demasiado escasa o que se haya adherido a él la grasa del cuero cabelludo
  • si quieres que haga espuma, acláralo y repite el proceso
  • no frotes el cabello mojado, simplemente «exprímelo» con cuidado con una toalla y envuélvelo

A la fibra capilar le vendrá bien una mascarilla y un acondicionador

«En cuanto a la fibra capilar, tenemos que reparar los daños causados sobre todo por las acciones mecánicas o provocados simplemente por el hecho de tumbarte sobre ella». Y, sobre todo, si llevas el cabello teñido o lo expones al sol. Los daños mecánicos los sufren sobre todo las melenas largas. Mientras que el cabello corto es joven, en el caso del largo estamos hablando de un cabello de unos cinco o seis años. Imagínate cómo quedaría tu jersey favorito después de ese tiempo si lo llevaras a diario, lo lavaras, lo tiñeras…», explica Ivana Pokorná.

Además, cometemos el error de imaginarnos que podemos nutrir el cabello después de que haya crecido. «Pero el cabello es producto de la división celular, una proteína queratinizada, nada puede penetrar en su interior. Por eso el cabello no duele al cortarlo, exactamente igual que las uñas».

Una mascarilla adecuada para tu tipo de cabello

¿Cómo aplicar correctamente la mascarilla capilar? Después del champú, elige una mascarilla capilar adecuada para tu tipo de cabello. Si no sabes cuál elegir, no dudes en consultar a tu peluquero. «Pero no funciona mejor dejándola más tiempo. Sobre todo en las primeras aplicaciones, basta con dejarla uno o dos minutos y, posteriormente, ve alargando el tiempo para que tu cabello se acostumbre. Dejar el cabello fino y dañado con la mascarilla 15 minutos significa que después estará sobrecargado y, por lo tanto, lacio y sin vida. El cabello puede disfrutar de una buena nutrición si está fuerte», afirma Ivana Pokorná. 

¡No te olvides de un sérum capilar!

Ahora te proponemos hacer otra cosa más por tu cuero cabelludo. Proporciónale una loción capilar o un sérum capilar para nutrirlo todavía más. Aplícalo siguiendo las instrucciones y elígelo según el estado del cuero cabelludo. Puedes volver a pedir consejo a tu peluquero, o mejor aún, al dermatólogo. 

Sérums capilares de eficacia comprobada

Y, para terminar, un acondicionador. ¡Sin aclarado!

Ahora sí que hemos llegado al último paso. Extiende un acondicionador a lo largo del cabello. Y lo mejor es utilizar uno sin aclarado para que el cabello y el cuero cabelludo conserven restos de todo el proceso anterior. 

¿Qué acondicionadores sin aclarado probar?

Todo esto es lo que le debes a tu cabello después del verano. ¡Y si sigues cuidándolo de esta forma, también prevendrás los futuros daños y tendrás mucho ganado en cuanto a su calidad y salud para la siguiente temporada!

Leer más