Dermatitis atópica

La dermatitis atópica o eccema atópico afecta a un 30 % de la población mundial. Los primeros síntomas suelen aparacer en los primeros meses de la vida. Son los niños los que más sufren de esta dolencia. Sin embargo, en la mayoría de los afectados por la DA, los síntomas suelen desaparecer después de cumplir diez años de edad.

texto completo ocultar texto

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

El eccema atópico suele manifestarse en los primeros meses de la vida del bebé. En la piel seca aparecen ampollas enrojecidas que obligan al paciente a rascarse la piel irritada. El rascado, a su vez, empeora el problema.

En las personas afectadas podemos observar distintos grados y manifestaciones de la dermatitis atópica. Las típicas zonas afectadas son la frente, las cejas, el cuello, el tronco, pero también los brazos y las piernas, especialmente las zonas detrás de las rodillas y los pliegues de los codos. En caso de que notes en tu bebé cualquier síntoma que te haga dudar si se trata de la DA o no, te recomendanos consultarlo con el dermatólogo para evitar que estos síntomas progresen en una fase más grave. Si el médico confirma el diagnóstico de la DA, hay que prepararse para tomar unas medidas o incluso cambiar el estilo de vida para controlar los síntomas.

Las manifestaciones de la DA no son constantes; fases sin síntomas alternan con fases en las que los síntomas empeoran. El desencadenante puede ser el estrés o el cambio de clima. El clima seco y frío puede disparar el brote del eccema, en cambio, el clima húmedo y caliente puede aliviar la piel atópica.

texto completo ocultar texto

Causas de la dermatitis atópica

Esta enfermedad de la piel no es contagiosa; su causa principal es la predisposición genética a las reacciones alérgicas como el asma, rinitis alérgica o conjuntivitis.

  • El 50 % de los niños cuyo padre o madre es alérgico desarollará la dermatitis alérgica.
  • El 80 % de los niños cuyos ambos padres sufren de alergia manifestarán los síntomas de la DA.

texto completo ocultar texto

No solo la genética, también el medio ambiente influye en el desarrollo del eccema atópico. Los núcleos urbanos con altos niveles de polución contribuyen a la aparición de la dermatitis.

Uno de los aspectos característicos de la dermatitis atópica es la función protectora de la piel alterada. La barrera cutánea no es capaz de proteger la piel eficazmente y esta se vuelve sensible y frágil. Algo tan cotidiano como tomar una ducha o baño puede ser muy desagradable para alguien que sufre del eccema atópico. La higiene personal y otras actividades que hacemos a lo largo del día exponen nuestra piel a los alérgenos que la penetran, causan la infección y provocan el picor. La persona afectada por la dermatitis atópica tiende a rascarse la piel y de esta forma contribue al deterioro de la barrera cutánea.

texto completo ocultar texto

Qué ayuda para el eccema atópico

La dermatitis atópica tiene carácter crónico, no es fácil curarla, pero sus síntomas se pueden mitigar durante las fases agudas o, al menos, prolongar las fases de calma. La DA se suele tratar con corticoides o imunosupresores, se recomiendan las estancias junto al mar y el estricto seguimiento de las reglas básicas para controlar la DA y, por supuesto, tener una rutina de cuidado de piel adecuada.

              Productos cosméticos y cuidado de la piel atópica

La piel atópica tiende a secarse y luego se siente el picor. Por tanto, es tan importante hidratarla no solo durante los brotes, sino también en las fases de calma para conseguir prolongarlas. Prueba una crema hidratante para la piel atópica o una pomada, indicadas incluso para la piel infantil, y mantén tu piel siempres hidratada y suave. Apuesta por las sustancias activas como los ácidos omega-6 o el licocalcón A que aportan elasticidad a la piel.

texto completo ocultar texto

Consejos para el baño para la piel atópica

  • El agua de ducha o baño no debería superar los 33 ºC.
  • El tiempo ideal de ducha o baño es de 3 a 5 minutos.
  • Usar detergentes sin jabón o cosméticos destinados para los atópicos con el pH fisiológico. Lo ideal es optar por aceites y geles limpiadores para la piel atópica.
  • Evita el uso de esponjas o guantes de baño que pueden irritar la piel.
  • Después del baño enjuaga perfectamente la piel y sécala sin frotarla.
  • Nada más salir de ducha, hidrata tu piel con una crema corporal para la piel atópica y en el rostro aplica una crema facial para la piel atópica.

texto completo ocultar texto

Tratamiento de la dermatitis atópica

Uno de los métodos más eficaces para reducir los síntomas de la DA es el tratamiento con corticosteroides que debe recetar el médico. Los corticoides curan la infección en la piel, pero deberían usarse por tiempo limitado solo en la fase aguda, ya que a largo plazo presentan efectos secundarios.

texto completo ocultar texto

Los imunosupresivos no son tan fuertes como los corticoides y actúan directamente sobre la zona afectada. En los útlimos años se han desarrollado nuevos tratamientos que podrían ayudar a tratar la DA de forma eficaz tanto en los niños como en los adultos.

Tratamientos naturales

Los tratamientos naturales que se indican para el tratamiento de la DA son los baños de barro, aplicación de envolturas de salvado, sal del Mar Muerto, aceite de cáñamo o turba. También se recomienda pasar unas semanas al año junto al mar y seguir unas reglas básicas para controlar la DA.

texto completo ocultar texto

Más consejos para tratar el eccema atópico

                                                                Vacaciones en la playa

Agua del mar es muy beneficiosa para la piel atópica. Las estancias junto al mar deberían prolongarse a al menos 15 días que se note plenamente su efecto. Si planeas pasr las vacaciones en la playa y sufres del eccema atópico, no te olvides de la protección solar adaptada a las necesidades de la piel atópica.

                                                           Reglas básicas para los atópicos

texto completo ocultar texto

  • Mantén tus uñas cortas y limpias para evitar la infección en la piel si la rascas.
  • Evita el contacto con los acáros del hogar y el polvo que puede acumularse en las sábanas, las cortinas o colchones.
  • Usa ropa de tejidos naturales como el algodón. Prescinde de materiales sintéticos.
  • Usa detergentes suaves y deja de utilizar los suavizantes.
  • Mantente fuera del alcance de los rayos solares entre las 11 y las 16 h y al estar al sol siempre aplica el protector solar en la piel.
  • Reduce el consumo de los lácteos, las nueces y los frutos del mar. Pueden desencadenar el brote de la DA.
  • Evita el consumo de alcohol y tabaco.
  • El descanso es muy importante; duerme mucho y evita el estrés.

texto completo ocultar texto

Ha seleccionado

  • Dermocosmético
  • Cuerpo
  • Atópica

Usar filtro Cerrar filtro

Los más vendidos

12 3

12 3 Ver más