Sudoración excesiva

La sudoracion excesiva se percibe como un problema desagradable, pero en realidad se trata de un mecanismo de metabolismo que, entre otras funciones, ayuda a regular la temperatura del cuerpo humano.

texto completo ocultar texto

Sudoración normal versus sudoración excesiva

El sudor es un líquido sin olor, formado del 99 % del agua y del 1 % de sal, liberado del cuerpo a través de las glándulas sudoríparas. La sudoración hace bajar la temperatura corporal y ayuda al organismo a combatir el calor o  el aumento de la actividad física. Cuando nos encontramos en situaciones estresantes, también solemos sudar. Este tipo de sudoración se denomina “sudoración emocional“ y en él participan las glándulas sudoríparas junto con las apocrinas.

La sudoración excesiva puede aparecer de repente, incluso cuando estamos totalmente tranquilos y con una temperatura corporal normal, o sea, aparentemente sin causa externa. Y estos son los casos cuando podemos hablar de la hiperhidrosis.

texto completo ocultar texto

Causas de la hiperhidrosis

La causa principal se atribuye al aumento de la actividad de las glándulas encrinas. Distinguimos dos tipos de hiperhidrosis: la primaria (o folicular) y la secundaria. 

  • La hiperhidrosis primaria tiene origen genético, sus síntomas suelen aparecen ya en la pubertad. Desde la parte del cerebro encargada de controlar la sudoración es enviada una señal hacia las glándulas encrinas, sin una razón aparente. Y, como consecuencia, el cuerpo empieza a sudar.
  • Por el contrario, las causas de la hiperhidrosis secundaria pueden ser muy variadas a lo largo del vida: embarazo, lactancia, menopausia, enfermedades de corazón u otras, obesidad, abuso de medicamentos o uso de drogas, etc.

texto completo ocultar texto

Cómo luchar contra la sudoración excesiva

¿Sudas de forma excesiva en las axilas o en los pies? Intenta hacer un par de cambios en tu estilo de vida. Ten en cuenta que incluso un pequeño cambio puede traer un resultado sorprendente. 

  • Reduce el consumo de comidas picantes, café y alcohol.
  • Lleva ropa de materiales naturales, como el algodón o el lino.
  • Toma mucho líquido sin azúcares añadidos.
  • Acostúmbrate a tomarte una ducha por la mañana.
  • Evita la exposicón directa al sol.
  • Apuesta por un antitranspirante para la sudoración excesiva que inhibe la producción del sudor.

texto completo ocultar texto

Antitranspiarante para la sudoración excesiva

Un antitranspirante es muy eficaz cuando de limitar la producción del sudor se trata. Contiene sustancias activas que inactivan su producción en las glándulas encrinas y apocrinas. En nuestra oferta encontrarás también unos antitranspirantes de acción prolongada, cuyo efecto perdura durante unos días. Eso no significa mientras dure su efecto no deberías ducharte, sino que las glándulas quedarán inactivas durante más tiempo. 

 

texto completo ocultar texto

¿Un desodorante para frenar el sudor?

A diferencia del antitranspirante, el desodorante no inhibe la producción del sudor. Este, a su vez, cohíbe la interacción de las bacterias con el sudor, sobre todo en la piel de las axilas, durante la cual es liberado un olor que puede llegar a ser percibido como desagradable. El desodorante no reduce la transpiración, pero neutraliza el olor, por lo tanto, es ideal para complementar el uso del antitranspirante.

texto completo ocultar texto

Cuando fallan todos los consejos: tratamiento de la hiperhidrosis

¿Has probado todos los métodos habituales para combatir la hiperhidrosis y ninguno te ha hecho efecto? En tal caso te aconsejamos acudir a un dermatólogo. Los médicos especialistas disponen de métodos eficaces para reducir la sudoración, tales como tratamiento de botox, iontoforesis o medicamientos anticolinérgicos. Sobre los métodos mencionados siempre hay que consultar con un profesional.

texto completo ocultar texto