Biberones para bebés

Los más vendidos

Cómo elegir un biberón para bebés

¿Buscas un biberón de calidad para un recién nacido o para comenzar con los alimentos sólidos? Para elegir el biberón adecuado es bueno fijarse en algunos aspectos como es el tamaño, el material, la forma de la tetina o el modo de limpieza. A continuación, te damos unos consejos para acertar en la elección de biberones adecuados para tu bebé.

Toma en cuenta las necesidades momentáneas de tu bebé. En general, se recomienda tener preparados varios biberones con tetinas de distintos tamaños para tener más opciones y dejar al bebé que elija la que más le conviene.

Tipos de tetinas

Las tetinas para biberones están hechas de silicona o de látex y forman parte del biberón. También es posible comprar las tetinas de recambio (para el modelo y la marca concretos). Las tetinas de distintos flujos están adaptadas según la edad de los bebés: las tetinas de flujo lento para los recién nacidos, las de flujo rápido para los bebés más experimentados. Otro aspecto a tener en cuenta es la densidad del líquido ofrecido al bebé:

  • Flujo lento: para té, agua o zumo.
  • Flujo medio: para la leche.
  • Flujo rápido: para cereales y papillas.

Tipos de biberones

Gracias a la amplia variedad de biberones de distintos tipos y tamaños disponibles en el mercado, no será difícil encontrar el biberón adecuado para tu bebé.

  • Biberones clásicos: son seguros e ideales para el uso en casa y también para viajar. Además, son compatibles con la mayoría de los accesorios disponibles para biberones.
  • Biberones de boca ancha: su forma adaptada facilita la preparación y la dosificación de la comida para el bebé.
  • Biberón anticólicos: es ideal para los bebés con estómago sensible. Dispone de un mecanismo especial que regulara el flujo de aire que entra en el biberón, responsable de dolores estomacales y cólicos.
  • Biberón para la leche materna: está diseñado para ayudar a las mamás lactantes a alimentar a sus bebés con biberón sin afectar la lactancia materna. La tetina y la válvula están adaptadas para disimular a la perfección la lactancia, de modo que el bebé pueda adoptar la misma postura que cuando mama.
  • Taza de transición con asas: su forma se parece al pezón y se supone que ha de facilitarle al bebé la transición a los alimentos sólidos. Además, cuenta con dos asas ergonómicas y cómodas para que el bebé pueda coger la taza con facilidad.

Nuestro consejo: Si sueles usar un sacaleches, asegúrate de que el biberón sea compatible. Así será más fácil trasladar la leche del sacaleches al biberón.

Tamaño del biberón

El tamaño de biberón depende de la edad del bebé. Por lo tanto, opta por un biberón de tamaño grande solo cuando tu bebé coja más experiencia.

  • 0 m: 60 ml
  • 0 m +: 125 ml
  • 1 m +: 260 ml
  • 6 m+: 330 ml

Material de los biberones

Los biberones y las tazas de transición están fabricados con distintos materiales de características específicas.

  • Cristal termorresistente: es un material inocuo para la salud que no absorbe malos olores y se limpia fácilmente. Si se usa correctamente, es muy duradero. El biberón de cristal pesa más que biberones de otros materiales y no es resistente a las caídas y golpes. Sin embargo, esta desventaja puede contrarrestarse con el uso de un protector de silicona.
  • Plástico: es un material ligero que resiste las caídas y los golpes, pero suele adquirir mal olor y también su color cambia con el tiempo, por lo tanto, hay que reemplazarlo más a menudo.
  • Silicona: es un material sintético de calidad que tiene las mismas características como el plástico. Es muy flexible, por eso es posible presionar el biberón para ayudarle al bebé a succionar el líquido con mayor facilidad.
  • Acero inoxidable: es muy resistente, inocuo y de larga duración.

Cómo limpiar los biberones

Además del tamaño y el diseño del biberón, hay que fijarse también de su forma. Un biberón de boca estrecha o con pliegues puede ser difícil para limpiar y esterilizar. Para evitar este inconveniente, es mejor optar por un biberón de paredes lisas. Sin lugar a dudas, la limpieza y la esterilización son claves para proteger la salud del bebé cuyas defensas aún no están completamente desarolladas.

  • Después de cada uso limpia el biberón con un cepillo y agua caliente.
  • Limpia también la tetina y el disco de sellado.
  • Esteriliza el biberón durante unos 3-5 minutos en agua hirviendo o en un esterilizador de biberones.
  • Coloca los biberones y las tetinas sobre un paño limpio y tápalos con otro paño hasta que se sequen.

Consulta nuestra amplia oferta de biberones de LOVI, Philips Avent y otras marcas populares. Descubre biberones de calidad para recién nacidos, biberones con dibujos, biberones anticólicos y biberones para té o cereales en notino.es.