Crema solar para bebés y niños

Los más vendidos

Cómo elegir la mejor crema solar para bebés y niños

Protege la piel de tus pequeños de los rayos solares con la mejor crema solar infantil. No solo en la playa o piscina, sino siempre que esté expuesta al sol.

La piel de los niños es más delicada y sensible que la piel de los adultos e incluso más delgada, por lo tanto, tiende a quemarse mucho más rápido. La crema solar habitual destinada a los adultos no ofrece la protección suficiente para la piel de los pequeños y, además, podría irritarla. Para proteger la piel de los niños de forma adecuada existen numerosos productos solares específicos, disponibles en forma de sprays protectores solares o cremas solares para bebés y niños.

Qué hay que tomar en cuenta para elegir una buena crema solar infantil

Aquí te dejamos unos criterios que deberías considerar a la hora de elegir una crema solar para niños:

  • Factor de protección solar: el factor de protección mínimo recomendado para los niños es de 30, pero lo más seguro es optar por uno de 50.
  • Resistencia al agua: esta propiedad cobra una importancia especial cuando se está en la playa o piscina donde los niños suelen pasar mucho tiempo en el agua.
  • Composición: los protectores solares infantiles de calidad no deberían contener ingredientes que podrían irritar la piel. Una buena crema solar para bebés y niños no debería tener perfume, conservantes o sustancias alérgenas. Lo más seguro es optar por una crema natural o con filtros minerales para niños. Si tu hijo sufre dermatitis atópica, elige una crema solar para la piel sensible y atópica sin ingredientes irritantes.

Tipos de cremas solares para niños

Elige dentro de nuestra amplia oferta de protectores solares para los bebés, cremas solares para los niños pequeños y para los niños  grandes, cuya piel ya no es tan delicada como la de los más pequeños.

  • La crema solar para bebés es un imprescindible para proteger la piel de los más pequeños, incluso cuando están a la sombra.
  • La crema solar para niños tiene una textura más densa y puede que tardes algo más en aplicarla. Gracias a su absorción más lenta, puedes controlar perfectamente la aplicación sin saltarte ninguna de las zonas de la piel y, de esta forma, sacarle el máximo partido al protector solar.
  • El spray protector solar para niños es de fácil y rápida aplicación, su textura es ligera y por eso es necesario repetir la aplicación más a menudo.

Nuestro consejo: Elijas una leche, una crema o un spray protector solar, siempre ten en cuenta que al estar expuesto al sol durante un tiempo prolongado deberías repetir la aplicación cada dos o tres horas.

Elige dentro de nuestra selección de cremas solares para bebés y niños de marcas como La Roche-Posay, Bioderma o Eucerin y disfruta de las actividades al aire libre sin riesgos.