Peines y cepillos de pelo

Los más vendidos

Peines y cepillos: tipos y usos

Con un peine o un cepillo de pelo de calidad conseguirás cepillar tu cabello de forma suave y eficaz sin dañarlo. Pero, ¿cómo elegir el peine o cepillo de pelo correcto? Por lo general, depende del tipo del cabello y del uso que le quieres dar al cepillo, por lo tanto, es posible que necesites más de uno. Mientras que un peine clásico sirve básicamente para peinar el pelo, un cepillo se usa para cepillar, desenredar, alisar y darle forma al cabello.

Peine para pelo: el mejor aliado para el styling

El peine para cabello es muy práctico para el styling y para secar el cabello con el secador. Si buscas un peine para cabello rizado, opta por uno de púas anchas que desenreda el cabello y le aporta volumen. El tamaño de las púas debería corresponderse con el tamaño de los rizos. El peine de púas muy anchas es idóneo para aplicar mascarillas capilares.

Si tienes el cabello liso, largo y fino, escoge un peine de púas estrechas. Este tipo de peine es ideal para cardar el cabello y darle más volumen.

Cepillo de pelo: desenreda, alisa y da forma

Existen muchos tipos de cepillos de pelo, de distintos tamaños, materiales y usos. Un cepillo alisador o un cepillo modelador te puede ahorrar mucho tiempo frente al espejo.

Los cepillos que destacan por su calidad suelen tener cerdas naturales. Su mayor beneficio es que desenredan el cabello sin dañarlo. Te hablamos sobre todo de los cepillos con cerdas de jabalí o de los cepillos de madera.

Peines y cepillos para pelo según el material, la forma y el tamaño

  • Cepillo de pelo de madera: desenreda con suavidad, elimina la electricidad estática y sus molestosos efectos. Además, estos cepillos están hechos de materiales naturales.
  • Cepillo con cerdas de jabalí: protege el cabello de la humedad y previene su encrespamiento, aportando brillo y suavidad. También estimula la microcirculación capilar.
  • Cepillo redondo: es ideal para crear ondas suaves y sueltas. El tamaño del cepillo depende de la longitud del cabello.
  • Cepillo plano: los modelos pequeños son prácticos para cepillar el cabello durante el día o para retocar el peinado; los modelos grandes, a su vez, son más adecuados para un buen cepillado del cabello al terminar el día.
  • Cepillo alisador de pelo (o también cepillo de pelo eléctrico): combina las virtudes de un cepillo y una plancha de pelo. El cepillo de pelo iónico ayuda a reforzar la hidratación y previene la aparición del cabello electrizado.
  • Cepillo para pelo mojado: desenreda el cabello mojado de forma cuidadosa para no dañarlo. En este caso, un cepillo ancho de plástico es la mejor opción.

En nuestra tienda online encontrarás una gran variedad de peines y cepillos de pelo de callidad, muy fáciles de manejar gracias a su mango anatómico. Descubre cepillos alisadores, cepillos para cardar, cepillos modeladores, cepillos para cabello rizado o liso, cepillos de cerámica, de madera o los afamados cepillos de plástico de la marca Tangle Teezer. ¿Cuál escoges tú?