Correctores de colores: ¿sabes utilizarlos?

Se encargan de cubrir cualquier defecto de tu piel, la iluminan o le proporcionan un tono más saludable. Solo tienes que saber cuál elegir y cómo utilizarlo. Los correctores naturales y de colores no pueden faltar en tu neceser.

Oculta las ojeras, el acné, las marcas o las pecas de forma fácil y rápida. Los prácticos correctores de colores funcionan según el principio de contraste de los colores complementarios, neutralizando los tonos o las manchas de cualquier color en el rostro. Elige el mejor corrector a la medida de tu problema o hazte con una paleta de correctores, y estarás preparada para cualquier cosa.

Corrector verde

Para qué sirve:

El verde es el contrario del rojo, por eso es perfecto para neutralizar todas las manchas rojas de la piel. Es el corrector ideal para el acné, las marcas rojas o las arañas vasculares. Sin embargo, debes evitar aplicarlo sobre heridas abiertas..

Cómo utilizarlo:

Aplica una capa fina de corrector verde sobre las partes problemáticas del rostro. Extiéndelo bien hasta que se difumine y, a continuación, unifica el tono de la piel con maquillaje. Conseguirás una mejor cobertura de los granitos y las marcas, garantizado.

texto completo ocultar texto

Corrector violeta

Para qué sirve:

El color violeta, contrario al amarillo, es ideal para neutralizar los subtonos amarillentos no deseados de la piel. Ilumina la piel estupendamente y le proporciona un aspecto fresco.

Cómo utilizarlo:

Adapta el tono del corrector violeta al color de la piel. Si tienes la piel clara, elige un tono claro, y si la tienes más oscura, escoge un corrector más intenso. Extiende una pequeña cantidad de corrector sobre la piel con una brocha o una esponja y, a continuación, aplica el maquillaje o, simplemente, unos polvos ligeros.

texto completo ocultar texto

Corrector naranja

Para qué sirve:

Un corrector insuperable para las ojeras, especialmente para las más oscuras, de tono azulado. Si aplicas una pequeña cantidad, también te servirá para darle un tono más saludable a la piel apagada y marchita. Y, si lo mezclas con un poco de corrector verde, ocultará también las venitas de tono verdoso o azulado.

Cómo utilizarlo:

Aplica el corrector naranja sobre las ojeras, extiéndelo bien hasta que se difumine y cúbrelo con maquillaje. Y lograrás un aspecto más joven al instante.

texto completo ocultar texto

Corrector rosa

Para qué sirve:

El corrector rosa se utiliza para cubrir las manchas de pigmentación, las pecas o los lunares en los tipos de piel claros. El rosa neutraliza los tonos verdes y, por lo tanto, oculta también las venitas verdes del rostro. Por el contrario, deberías evitar utilizarlo para cubrir los tonos morados, porque los marcaría todavía más.

Cómo utilizarlo:

Al igual que el corrector verde, utilízalo solo sobre las partes problemáticas, extiéndelo hasta que se difumine y aplica maquillaje sobre él.

texto completo ocultar texto

Corrector amarillo

Para qué sirve:

Ilumina la piel fatigada y apagada, dándole un tono más cálido y saludable. Oculta a la perfección las ojeras moradas y los cardenales, así como las venitas moradas que se ven a través de la piel.

Cómo utilizarlo:

Aplica el corrector amarillo por debajo de los ojos, desde el extremo interior del ojo hacia el exterior, o ilumina todo el rostro aplicando una capa fina debajo del maquillaje. Tendrás un aspecto descansado y radiante.

texto completo ocultar texto

Corrector blanco y neutro

Para qué sirve:

Los correctores de cobertura neutra del color de tu piel ocultan cualquier mancha o granito no deseado, así como las ojeras que aparecen después de una noche sin dormir. Además de cubrir los defectos, puedes utilizar el corrector blanco de forma similar a un iluminador para resaltar las cualidades de tu rostro.

Cómo utilizarlo:

Los correctores del tono de tu piel funcionan a la perfección de forma independiente, incluso sin maquillaje.

 

Cubre las zonas problemáticas con ellos y extiéndelos hasta que se difuminen. También se combinan bien con los correctores de colores para lograr un resultado lo más natural y perfecto posible.

Cubre las ojeras con un corrector blanco y, a continuación, unifica la zona con un maquillaje del color del rostro. O también puedes aplicarlo en la esquina interior de los ojos, en la parte superior de los pómulos, en el borde de la nariz, debajo de las cejas y sobre el labio superior para iluminar y resaltar las cualidades de tu rostro.

 

texto completo ocultar texto

Has seleccionado
  • Para mujer
Filtro
Filtro por precio

a

Evaluación
  •   19
  •   6
  •   1
Los más vendidos