Mascacné: Cómo acabar con el acné bajo la mascarilla

El calor, la humedad, la falta de aire y una irritación desagradable en la piel. El ambiente bajo la mascarilla es un caldo de cultivo que puede provocar problemas cutáneos. La mascarilla o el tapabocas es el símbolo de nuestros tiempos y también lo es el mascacné, el tipo de acné provocado por el uso de la mascarilla. A continuación te aconsejaremos cómo combatirlo y prevenir su aparición.

texto completo ocultar texto

Qué es el mascacné y cuáles son sus causas

El mascacné es una forma de acné provocada por el uso continuado de mascarillas y respiradores. Se trata de una de las manifestaciones más comunes del acné mecánico.

Bajo la mascarilla, como consecuencia de una combinación de varios factores, como es la fricción mecánica, el calor, la mala ventilación de aire y el sudor, se forma un entorno que favorece el crecimiento de gérmenes y puede causar la obstrucción de los poros. Las ronchas diminutas provocadas por el contacto de la mascarilla con la piel facilitan la penetración de las bacterias e impurezas en la piel. A partir de los poros obstruidos se forman distintas formas del acné en la piel, desde unos granitos casi imperceptibles hasta las formas más graves como es el acné quístico.

texto completo ocultar texto

Cómo prevenir la aparición del mascacné

Prevenir es siempre mejor que curar. Trata de seguir los siguientes consejos para el uso correcto de las mascarillas y reduce al mínimo el riesgo de la aparición del mascacné:

texto completo ocultar texto

  • Lleva la mascarilla en entornos con uso de tapabocas obligatorio. Si estás al aire libre, lejos de la posibilidad de entrar en contacto con otras personas, quítate la mascarilla y deja que tu piel respire.
  • Cambia la mascarilla varias veces al día; solo así podrás impedir la acumulación excesiva de gérmenes en el rostro. Ten en cuenta que la mascarilla de papel se vuelve húmeda después de unos 20 minutos de uso y es entonces cuando es el mejor momento para desecharla y ponerse una nueva. Si es posible, deja la piel sin tapar durante un par de minutos antes de ponerte la nueva mascarilla.
  • Si usas mascarillas de tela, es necesario que las laves a temperatura recomendada y planches después de cada uso. Utiliza detergentes para ropa para pieles sensibles y prescinde del suavizante en el lavado para prevenir las irritaciones cutáneas.
  • Si te decantas por las mascarillas de tela, hazte con unas que están hechas de un material agradable como es el algodón puro. La mascarilla debería ajustarse perfectamente a tu rostro, sin causar irritación ni demasiada fricción. Antes de estrenar una nueva mascarilla de tela deberías lavarla y plancharla.

texto completo ocultar texto

Cómo acabar con el mascacné

¿Ya han aparecido los primeros granitos por uso de la mascarilla? Si es así, es la hora de incluir en tu rutina de cuidado de la piel productos específicos para reducir las manifestaciones del mascacné.

Cuidado de la piel bajo la mascarilla

Antes de ponerte la mascarilla tu piel debería estar perfectamente limpia y protegida de la fricción. Sigue las siguientes recomendaciones en tu rutina diaria:

texto completo ocultar texto

  • Limpia tu piel con agua y un limpiador en forma de espuma, emulsión o gel para acné. Completa la limpieza con apliación de un tónico suave.
  • Una vez limpia la piel del rostro, usa una crema hidratante que creará una fina capa de protección entre la piel y la mascarilla y ayudará a reducir la fricción mecánica.
  • Opta por una crema facial no comedogénica de fórmula ligera que no obstruye los poros y no carga la piel. Echa mano de una crema en gel o un sérum facial de fórmula ligera.
  • Apuesta por productos ricos en antioxidantes que protegen la piel de las agresiones externas.
  • Evita el uso de cremas nutritivas de textura densa, vaselina y cosméticos que aumentan la producción de sebo cutáneo.
  • Durante el día omite cosméticos con retinol y otras sustancias que pueden causar irritación. Hay que tener presente que el uso de la mascarilla puede intensificar los efectos de los principios activos en productos cosméticas y provocar irritaciones cutáneas.
  • Aplica la crema para el mascacné al menos 15 minutos antes de ponerte la mascarilla. Eso permitirá que la crema se absorba por completo y evitará que se manche la mascarilla.

texto completo ocultar texto

Rutina de noche para evitar el mascacné

Por la noche hay que limpiar la piel en profundidad y aplicar productos para mascacné que regeneran la piel irritada por el uso de la mascarilla:

texto completo ocultar texto

  • Limpia tu piel al llegar a casa. Durante todo el día, la piel acumuló sudor, sebo e impurezas que hay que eliminar cuanto antes para evitar que se tapen los poros.
  • Incluye en tus rituales de belleza de noche cosméticos para mascacné con principios activos que actúan sobre la piel problemática como el peróxido de benzoilo, el ácido salicílico y otros ácidos AHA. A la hora de aplacarlos ten cuidado, especialmente si tu piel está irritada después de quitarte la mascarilla. En tal caso opta por un producto con una concentración más baja o aplica cosméticos con efecto calmante e hidratante.
  • Para prevenir irritaciones cutáneas no uses varios productos para mascacné a la vez. Los cuidados localizados hay que aplicarlos sobre los granitos de forma puntual, abstente de extender su aplicación a todo el rostro. Si estás acostumbrado a usar cosméticos con retinol, aplica una noche el producto con retinol y la siguiente el tratamiento localizado, nunca apliques ambos al mismo tiempo.
  • Al menos una vez al mes usa una mascarilla facial con efecto calmante que regenera la piel y le da frescura.

texto completo ocultar texto

Los consejos básicos para acabar con el acné: olvídate de reventar los granitos, tocar el rostro con las manos sucias, recurda que es bueno beber mucha agua, comer sano y cultivar la calma en la vida.

texto completo ocultar texto

Maquillaje para llevar mascarilla

Los dermatólogos desaconsejan maquillarse para llevar mascarilla. Dicen que el maquillaje puede obstruir los poros y agravar el mascacné. Por eso lo ideal es reducir al mínimo las situaciones en las que tienes que ir maquillada.

Si no quieres renunciar al maquillaje, recuerda que a veces menos es más y respeta unos sencillos consejos para minimizar sus efectos negativos sobre tu piel:

texto completo ocultar texto

  • Aplica el maquillaje sobre la piel perfectamente limpia e hidratada y espera unos minutos antes de ponerte la mascarilla.
  • Lava bien tus manos antes de aplicar el maquillaje. Mantén limpios todos los accesorios que usas para aplicar el maquillaje.
  • Apuesta por una base de maquillaje no comedogénica de fórmula ligera que no tapa los poros. La solución ideal son las bases de marcas de dermocosmética que, además de disimular los desperfectos, aportan un efecto de tratamiento.
  • Sella la base con unos polvos transparentes que reducirán la posibilidad de manchar la mascarilla.
  • Para disimular pequeños desperfectos usa una crema BB de textura ligera que no carga la piel.
  • Retira el maquillaje en cuanto sea posible para dejar la piel respirar. A continuación, limpia la piel en profundidad.

texto completo ocultar texto

Recomendados