Piedra de alumbre

Ventajas y beneficios de la piedra de alumbre

La piedra de alumbre es un aliado univeral y, además, puramente natural. Puede sustituir perfectamente a un desodorante, una loción aftershave o un desinfectante para picaduras de insectos. Alumbre es un mineral formado por la oxidación de potasio y aluminio. No tiene perfume, ocupará poco espacio en la estantería de cosméticos de tu cuarto de baño y un solo pedazo puede durar hasta un año.

Antes de usar la piedra de alumbre hay que humedecerla con agua para disolverla un poco. Después de cada uso es aconsejable aclarar la piedra con agua y dejar que se seque.

Uso de la piedra de alumbre después del afeitado

Para muchos el afeitado es una rutina habitual, pero aun así se sufren a veces pequeños cortes. Si tienes a mano la piedra de alumbre, basta colocarla sobre la herida y dejar que se cierre. Al principio percibirás un leve picor causado por el efecto antiséptico de la piedra de alumbre que desaparecerá tras unos segundos.

Piedra de alumbre como desodorante

A pesar de no tener perfume, la piedra de alumbre puede sustituir al desodorante y, además, no deja marcas blanquecinas en la ropa. El mineral atrae las partículas de agua, neutralizando así el olor a sudor. También reduce eficazmente la sudoración.

Piedra de alumbre para las picaduras y quemaduras

Además de los usos ya descritos, apreciarás el efecto antiséptico de la piedra de alumbre al sufrir picaduras de insectos o quemaduras solares o accidentales en la cocina. El alumbre limpia la herida, alivia el dolor y reduce la inflamación.

La piedra de alumbre tiene efecto astringente y es un aliado ideal para combatir varios problemas de la piel. Gracias a su pH reduce las ojeras y suaviza la piel.