Saltar al contenido principal

Descubre las diferencias entre los filtros UV y elige el tuyo.

13 de mayo de 2022Notino
A todos nos encantan los cálidos rayos del sol. Son una fuente beneficiosa de un calor agradable, buen humor y vitamina D. Pero no deberíamos olvidarnos de los efectos negativos que recaen sobre nuestras cabezas a través de la capa de ozono dañada. Para prevenir eficazmente las enfermedades cutáneas, las arrugas y las manchas de pigmentación, sin duda recomiendo incluir productos de protección solar en tu rutina diaria. ¡Y no solo en verano!

Al profundizar en el mundo del SPF, nos encontramos con conceptos como filtros químicos, minerales o físicos. ¿En qué se diferencian? ¿Hay unos mejores que otros?

Para enredaros todavía un poco más, voy a explicar los nombres exactos de los filtros solares.

Filtro mineral, conocido como filtro físico, se le podría llamar también filtro inorgánico por su contenido a base de óxido de zinc o dióxido de titanio. El segundo grupo de filtros protectores son los filtros orgánicos, también llamados filtros químicos, que se basan en cadenas de carbono y otros compuestos químicos

¿Cómo funciona el SPF en nuestra piel?

Un producto bronceador impide que la radiación UV del sol penetre en las capas más profundas de la piel, dañando así nuestras células cutáneas. Los componentes del SPF absorben la radiación y la transforman en una pequeña cantidad de energía, sobre todo en calor. Pero no es una cantidad tan exageradamente grande como para influir en la temperatura global del cuerpo. El riesgo de sobrecalentamiento del organismo resulta mucho mayor si pasamos un tiempo prolongado expuestos a los rayos directos del sol. Por eso, en verano, no debemos olvidar permanecer en la sombra en la medida de lo posible.

Los filtros UV químicos absorben y transforman el 100 % de la radiación, mientras que los físicos tienen la capacidad de reflejar (como un espejo) el 5–10 % de los rayos UV ya en la superficie de la piel. Un protector solar con filtro mineral maneja la radiación restante de la misma forma que un protector solar químico.

¿Cómo saber qué SPF necesito?

Solo conseguirás el grado de protección solar deseado (SPF 20, 30, 50, etc.) si aplicas una cantidad suficiente de producto. Y esa cantidad sea, probablemente, mayor de lo que habías pensado hasta ahora. Se trata de 2 mg de producto por cm2 de piel. Imagínate, por ejemplo, la cantidad media de crema hidratante que te sueles aplicar. Pues no sería suficiente. :)

Para facilitar el cálculo, yo utilizo como herramienta de medición los dedos índice y corazón. Cubro estos dedos por completo con la crema con SPF y aplico esa cantidad por todo el rostro, incluido el contorno de ojos y las orejas. Si necesito proteger también el cuello de los rayos del sol, añado «otro dedo» más de crema. Al aplicarme la crema con SPF por todo el cuerpo, nunca escatimo la cantidad.

¿Cuáles son las propiedades de los filtros UV y a qué debemos dar prioridad?

Filtro UV químico (orgánico)

  • Actúa como prevención contra las manchas de pigmentación.
  • Se absorbe más rápidamente.
  • No deja una capa blanca sobre la piel, o deja solo una película mínima.
  • La textura puede resultar un poco más pegajosa, pero también es más hidratante.
  • A menudo les va bien a las pieles con una textura más marcada (pero no necesariamente, porque es adecuado para todos los tipos de piel).
  • También suele funcionar muy bien con el maquillaje.
  • Puede contener más ingredientes cosméticos, por lo que es necesario comprobar si hay reacciones adversas a los distintos componentes antes de utilizarlo.

Consejos de Notino sobre el SPF químico: 

  • Si estás buscando un protector UV que, al mismo tiempo, funcione sin problema con tu maquillaje, La Roche-Posay Anthelios SHAKA te cautivará gracias a su textura fluida que se absorbe rápidamente.
  • Vichy Capital Soleil UV-Age Daily no solo es fantástico para proteger tu piel del sol, sino también para prevenir las arrugas y las manchas de pigmentación con eficacia gracias a su fórmula enriquecida. 
  • ¿Tienes la piel grasa y con tendencia al acné? Prueba Sun Oil Control de Eucerin. Su textura de gel protege de los rayos solares y, al mismo tiempo, matifica ligeramente la piel.
  • Nuxe Sun protege tu piel, la hidrata y la calma con un solo producto.

Productos

Filtro UV físico (mineral/ inorgánico)

  • Consigue reflejar una determinada cantidad de radiación ya en la superficie de la piel.
  • Debido a su componente principal (óxido de zinc o dióxido de titanio), puede dejar una capa blanca , así que quizás no resulte adecuado para las personas con un tono de piel más oscuro. 
  • La presencia de la capa blanca puede tentarte a utilizar menos crema protectora de la que realmente necesitas.
  • Su textura suele ser más densa, lo que agradece la piel seca.
  • A menudo le aporta un efecto matificante a la piel.
  • Su textura y su ligera coloración pueden no ir bien con el maquillaje y desvanecerse.
  • Gracias a su fórmula más simple, es adecuado para la piel con eczemas, acné o sensibilidad con tendencia a irritarse, así como para la piel infantil.

Consejos de Notino sobre el SPF mineral:

  • La leche mineral Clinique Sun SPF 30 Mineral Sunscreen Lotion For Body es ideal para proteger la piel de todo el cuerpo.
  • Para las pieles sensibles con tendencia a la irritación, recomendamos probar la leche con SPF sin perfume Avène Sun Minéral
  • Gracias a su textura líquida ultraligera y no irritante repleta de antioxidantes, el protector solar NeoStrata Defend es adecuado como crema bronceadora mineral de uso diario para el rostro.
  • ¿Estás buscando una crema solar mineral para niños? Prueba Heliocare 360°.
  • La leche corporal de protección solar COCOSOLIS Natural Sunscreen Lotion les encantará a los amantes de la cosmética natural gracias a su composición  porque contiene un 99 % de ingredientes de origen natural.

Productos

¿Cuál es nuestro veredicto?

Es imposible determinar objetivamente qué tipo de filtro SPF es significativamente mejor o peor. Para elegir un producto de protección solar, deberías guiarte sobre todo por tus necesidades, preferencias y tipo de piel. El único filtro UV correcto es aquel que te resulte agradable y que te guste usar de forma regular.

LAS 5 MEJORES PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL SPF

1.¿Cuánto tiempo hay que esperar para que empiece a funcionar un filtro químico y mineral después de aplicar el producto?

En lo que respecta a la velocidad de actuación, no hay diferencias significativas entre los distintos tipos de filtros. Los dos comienzan a ser eficaces en el momento en el que se absorben en la piel, lo que puede tardar más o menos tiempo según los distintos productos, por ejemplo, hasta 20 minutos. Si te maquillas, la eficacia de la protección solar que llevas en el rostro puede aumentar si esperas a que la crema bronceadora con SPF se absorba por completo antes de aplicar el maquillaje.

2. ¿Es suficiente con aplicar el SPF en mi rutina facial de día para proteger mi piel durante todo el día?

Repetir la aplicación del protector solar es la clave para mantener una protección eficaz y para todo el día frente a los rayos UV. Y esto vale para los dos tipos de factores. Ambos se van evaporando o eliminando del rostro gradualmente con el roce o el agua. Si te expones a la radiación durante todo el día (por ejemplo, en el coche), lo ideal es aplicar el SPF cada 2 horas o siempre antes de ponerte al sol. Si vas maquillada, extiende el SPF al menos con una esponja encima del maquillaje, o utiliza una capa más gruesa de polvos/ maquillaje cushion con protección SPF. 

3. ¿Pueden las nanopartículas de zinc de los filtros químicos penetrar en nuestro cuerpo?

Debido a su tamaño, las nanopartículas de los elementos mencionados no pueden penetrar en las capas más profundas de la piel, siempre que no apliques el producto sobre la piel dañada (quemaduras, rozaduras).

4. ¿Cómo saber qué SPF necesito?

Solo conseguirás el grado de protección solar deseado (SPF 20, 30, 50, etc.) si aplicas una cantidad suficiente de producto. Y esa cantidad sea, probablemente, mayor de lo que habías pensado hasta ahora. Se trata de 2 mg de producto por cm2 de piel. Imagínate, por ejemplo, la cantidad media de crema hidratante que te sueles aplicar. Pues no sería suficiente. :)

Para facilitar el cálculo, yo utilizo como herramienta de medición los dedos índice y corazón. Cubro estos dedos por completo con la crema con SPF y aplico esa cantidad por todo el rostro, incluido el contorno de ojos y las orejas. Si necesito proteger también el cuello de los rayos del sol, añado «otro dedo» más de crema. Al aplicarme la crema con SPF por todo el cuerpo, nunca escatimo la cantidad.

5. ¿Pueden dañar las cremas bronceadoras los arrecifes de coral?

Todavía estamos esperando a que se realice un estudio científico amplio que confirme que los protectores solares en grandes cantidades provocan daños permanentes en los arrecifes de coral. Entre los mayores factores de riesgo para los corales se encuentran el cambio climático, el aumento de la temperatura del mar, la contaminación global del agua y la pesca masiva. 

Sin embargo, si estás planeando llevarte de vacaciones este año una crema con SPF de base química, comprueba si tu destino está en la lista de países que han prohibido el uso de estos productos (o las sustancias que contienen) en sus mares como medida de prevención. Si te preocupa la protección de la naturaleza, elige un filtro protector mineral.

Leer más