Ceramidas

Las ceramidas son lípidos o grasas, compuestas de un ácido graso y de esfingosina, elementos que forman parte de las membranas celulares de nuestra piel. A medida que vamos envejeciendo, el nivel de ceramidas se reduce casi hasta al cero después de cumplir 40 años.

 

Las ceramidas previenen la aparición de los signos del envejecimiento y de las arrugas, por lo tanto es muy importante aportárselas a la piel a través de productos cosméticos. La falta de estos nutrientes puede manifestarse en forma de picores, una sensación de tirantez o irritaciones. Las ceramidas ayudan a mantener la piel y el cabello hidratados y forman una barrera protectora frente a las agresiones externas. Se utilizan en productos para tratar las pieles deshidratas, eccemáticas, dermatíticas y psoriasis.

Propiedades de las ceramidas

Las ceramidas influyen en la salud y el aspecto de la piel, pero también en su resistencia contra las agresiones externas (estresores y patógenos). Aportan firmeza, elasticidad e hidratación necesarias. Además de lo dicho, son capaces de regenerar la piel a nivel celular.

Beneficios de las ceramidas para la piel

  • Protegen la piel de la deshidratación provocada por las influencias externas (calefacción, aire acondicionado, contaminación ambiental y rayos ultravioleta).
  • Renuevan la estructura de la piel y evitan el adelgazamiento de la piel y la pérdida de la elasticidad.
  • Regeneran la piel y previenen la aparición de arrugas y otros signos del envejecimiento de la piel.
  • Forman en la piel una barrera impenetrable para los radicales libres, microorganismos y alérgenos.

Beneficios de las ceramidas para el cabello

  • Activan los procesos regenerativos en las capas externas de la fibra capilar, renuevan su integridad y reparan el cabello por completo.
  • Cuidan el cuero cabelludo y los folículos capilares, forman una capa protectora para evitar la deshidratación e influencias externas.
  • Mantienen el cabello fuerte, grueso, brillante y previenen la caspa.

Ceramidas en productos cosméticos

Con el paso de los años la piel pierde su capacidad de generar ceramidas que ayudan a rellenar los espacios intercelulares y mantener el aspecto joven de la piel.

Los cosméticos con ceramidas retrasan la aparición de los signos del envejecimiento en la piel, por lo tanto deberíamos incluirlos en nuestra rutina de belleza después de cumplir treinta años. Después de los cuarenta, la piel cuenta con apenas un 60 % de las ceramidas y se ve más áspera y con arrugas.

Las ceramidas son un componente natural de la piel, por eso son adecuadas para todo tipo de pieles, incluidas las pieles muy sensibles y propensas al acné. Prueba una crema de ojos con ceramidas para cuidar la piel sensible del contorno de ojos y prevenir ojeras o cremas y sérums con ceramidas para piel seca.

En cuanto a productos capilares, podemos encontrar las ceramidas en las mascarillas, los acondicionadores y los sérums que ayudan a regenerar la fibra capilar dañada de forma rápida y, al mismo tiempo, protegen el cabello de los efectos dañinos de la coloración y del uso de los secadores y planchas.

La pérdida de ceramidas se manifiesta en forma de tirantez en la piel, picores, arrugas y cabello sin vida. En notino.es encontrarás productos con ceramidas para la piel y el contorno de ojos, cuidado hidratante para el cuerpo y los pies. Descúbrelos tú también y disfruta de una piel bonita y rejuvenecida.

Además de las propiedades de las ceramidas, conoce las del agua termal o de la urea.

texto completo ocultar texto

Los más vendidos