Perfume de lavanda

Calma la mente y relaja el cuerpo. La lavanda se utiliza en aromaterapia desde la Edad Antigua en la que la gente solía llenar sus almohadas con ella para tener un sueño tranquilo. El embriagante aroma a lavanda aporta a los perfumes un aroma e intensidad inconfundibles.

 

La lavanda suele llamarse el tesoro de la Francia Meridional porque la de mejor calidad se cultiva en la Provenza. El aceite de lavanda forma parte de casi todos los perfumes franceses clásicos.

Características de la fragancia de lavanda:

Una fragancia aromática y delicada que varía según el área de cultivo. Mientras que la lavanda francesa tiene un aroma más dulce y floral, la lavanda holandesa contiene más alcanfor y terpenos y por eso su olor es más picante y aromático.

Cómo se extrae la fragancia de lavanda:

El aceite esencial de lavanda se obtiene mediante la destilación de las flores que se realiza después de la cosecha a principios de agosto. Para obtener 1 litro de aceite de lavanda se necesitan 130 kilogramos de flor de lavanda auténtica.

Los perfumes de lavanda son embriagantes e intensos y levantan el ánimo. ¿Ya tienes el tuyo?

texto completo ocultar texto

Recomendados